Con dos o tres palabras

A los que cantaron las tablas de multiplicar y no se atrevieron a hacerlo a ritmo de samba.

A los que supieron un día calcular a mano la raíz cuadrada y la han olvidado.

A los que guardan recuerdo insólitos de los problemas de trenes que se cruzaban.

A los que ahora están comprendiendo en clase lo que es el ‘sueño’ de Descartes.

Robo las palabras de Claudi Alsina y las uso, como él las usó en el “Club de la Hipotenusa”, a modo de dedicatoria.

comentarios
  1. “¿Qué fue eso? Preguntó Alicia. “Enredo y torcedura, por supuesto, para empezar”, apuntó la tortuga burlona “y después las diferentes ramas de la aritmética – ambición, distracción, deformación e irrisión”. Alicia en el País de las Maravillas

  2. El arte por Oscar Wilde
    El artista es creador de belleza.
    Revelar el arte y ocultar al artista es la meta del arte.
    El crítico es quien puede traducir de manera distinta o con nuevos materiales su impresión de la belleza. La forma más elevada de la crítica, y también la más rastrera, es una modalidad de autobiografía.
    Quienes descubren significados ruines en cosas hermosas están corrompidos sin ser elegantes, lo que es un defecto. Quienes encuentran significados bellos en cosas hermosas son espíritus cultivados. Para ellos hay esperanza.
    Son los elegidos, y en su caso las cosas hermosas sólo significan belleza.
    No existen libros morales o inmorales.
    Los libros están bien o mal escritos. Eso es todo.
    La aversión del siglo por el realismo es la rabia de Calibán al verse la cara en el espejo.
    La aversión del siglo por el romanticismo es la rabia de Calibán al no verse la cara en un espejo.
    La vida moral del hombre forma parte de los temas del artista, pero la moralidad del arte consiste en hacer un uso perfecto de un medio imperfecto. Ningún artista desea probar nada. Incluso las cosas que son verdad se pueden probar.
    El artista no tiene preferencias morales. Una preferencia moral en un artista es un imperdonable amaneramiento de estilo.
    Ningún artista es morboso. El artista está capacitado para expresarlo todo.
    Pensamiento y lenguaje son, para el artista, los instrumentos de su arte.
    El vicio y la virtud son los materiales del artista. Desde el punto de vista de la forma, el modelo de todas las artes es el arte del músico. Desde el punto de vista del sentimiento, el modelo es el talento del actor.
    Todo arte es a la vez superficie y símbolo.
    Quienes profundizan, sin contentarse con la superficie, se exponen a las consecuencias.
    Quienes penetran en el símbolo se exponen a las consecuencias.
    Lo que en realidad refleja el arte es al espectador y no la vida.
    La diversidad de opiniones sobre una obra de arte muestra que esa obra es nueva, compleja y que está viva. Cuando los críticos disienten, el artista está de acuerdo consigo mismo.
    A un hombre le podemos perdonar que haga algo útil siempre que no lo admire. La única excusa para hacer una cosa inútil es admirarla infinitamente.
    Todo arte es completamente inútil.

    OSCAR WILDE

  3. “Como dice Ian Stewart en sus muy recomendables Cartas a una joven matemática, si cada cosa que tiene matemáticas en su interior llevara una etiqueta roja, todo el mundo se vería colorado.”

    @notemates

  4. Raquel dice:

    Ah, pues entonces es por eso, yo lo saqué del Retrato de Dorian Gray jejejeje 🙂

  5. ‎”… No podéis preparar a vuestros alumnos para que construyan mañana el mundo de sus sueños, si vosotros ya no creéis en esos sueños; no podéis prepararlos para la vida, si no creéis en ella; no podríais mostrar el camino, si os habéis sentado, cansados y desalentados en la encrucijada de los caminos”.Celestín Freinet

  6. “La serie de los números pares es justamente la mitad de la serie total de números. La serie de los números impares es exactamente la otra mitad. La serie de los pares y la serie de los impares son —ambas— infinitas. La serie total de los números es también infinita. ¿Será entonces doblemente infinita que la serie de los números pares y que la serie de los impares? Sería absurdo pensarlo, porque el concepto de infinito no admite ni más ni menos. ¿Entonces, las partes —la serie par y la impar—, serán iguales al todo? —Átenme ustedes esa mosca por el rabo y díganme en qué consiste lo sofístico de este argumento.

    Mairena gustaba de hacer razonar en prosa a sus alumnos, para que no razonasen en verso.”

    Antonio Machado Ruiz (1875-1939) en Juan de Mairena. Apuntes inéditos (1936).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s